Enero

Mostrando entradas con la etiqueta Cultura de la legalidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cultura de la legalidad. Mostrar todas las entradas

viernes, 3 de enero de 2014

La prevención de la violencia es algo más.


La violencia tan presente en nuestras vidas, es estudiada y contrarrestada desde diversas perspectivas, hoy queremos referirnos a la violencia social desde la ciencia que la estudia. 
Debe entenderse  la conducta antisocial, como aquella que ataca, destruye, infringe, daña, deplora o que está en contra de la sociedad donde vive, de sus normas, leyes o costumbres, es decir, en la mayoría de los casos, los delincuentes.
La Criminología es la ciencia que se encarga del estudio de las conductas antisociales; de sus causas y sus consecuencias, con el fin –entre otros– de prevenirlas.
Según Antonio García-Pablos De Molina, estudioso español  la criminología,  “estudia el crimen, la personalidad del criminal y el control social para evitar esta conducta; además, trata de suministrar información científica, contrastada sobre la génesis, dinámica y variables del crimen desde lo individual hasta lo social, así como los programas de prevención y tratamiento del ser antisocial”.
Es preciso enfatizar  tres palabras del concepto anterior: “criminología”, “científica” y “prevención”. Resulta clave acentuar estos tres aspectos, ya que justificamos con esto que la prevención de la delincuencia, científicamente es competencia de la Criminología. Vamos entendiendo que hacer prevención del delito es más complejo que simplemente repetirlo en discursos políticos, nombres institucionales y/o de programas de Estado.
Los sectores clave con los que se debe trabajar son el económico, científico, político, religioso, familiar y administrativo.
En el orden económico se debe evitar la escasez y el alza en los precios de las sustancias alimenticias básicas, esto previene mejor que el mismo Código Penal, la comisión de delitos contra la propiedad.
El contrabando se debe atacar reduciendo las tarifas fiscales; se debe gravar más la producción de ciertos productos no sanos como el alcohol, y dejar libre de impuestos los productos de primera necesidad. Se debe mejorar la infraestructura urbana como el alumbrado público, hacer calles más amplias y reducir las zonas criminógenas –en criminología, entiéndase como lugar que por sus características específicas, se pueden manifestar un índice mayor de criminalidad–.
En el aspecto político, para prevenir los atentados, los regicidios, las revueltas, conspiraciones, manifestaciones con violencia, golpes de Estado o guerras civiles, es necesario fomentar la plena libertad de opiniones, el respeto a los derechos individuales y sociales, y la aplicación rigurosa de la ley a quien la viole.
En lo educativo, se deben vigilar las escuelas; la supresión de los lugares de vicio cerca de las instituciones educativas, y una pedagogía de calidad que baje los índices de abandono del estudio. Se debe mejorar la condición de los profesores.
En lo familiar, se deberían tener recursos legales actualizados y accesibles para en caso necesario, dar atención pronta a las dificultades que pudieran surgir en la vida de pareja, y salvaguardar los derechos de los hijos.
El sistema de justicia debería ser riguroso y expedito, que ofrezca una eficaz reparación del daño causado a las víctimas del delito.
Para prevenir la delincuencia, se requiere de programas que atiendan las causas originales que la provocan, y para lograr lo anterior, se requiere de investigación científica-criminológica, que logre esa aproximación. 
Todo lo que hemos descrito en este articulo corresponde a la Cultura de la Legalidad, que va más allá del discurso; en la prevención del delito debe siempre considerarse que la multiplicidad de factores donde definitivamente somos todos responsables. 

lunes, 18 de noviembre de 2013

¿Qué es cultura de la legalidad.?


Cuando ves un rótulo enorme que dice que no debes parquearte, y lo haces estas demostrando tu nivel de Cultura de la legalidad, cuando justificas un asesinato por las causas que tuvo el asesino y no por el hecho mismo de matar estas mostrando tu nivel de cultura de la legalidad, cuando no atiendes el semaforo en rojo, demuestras tu cultura de la legalidad los ejemplos continúan.



¿Qué es Cultura de la Legalidad? Es la creencia compartida de que cada persona tiene la “responsabilidad individual” de ayudar a construir y mantener una sociedad con un Estado de Derecho. 

La responsabilidad no es de tu vecino, de tu jefe o del presidente, te corresponde como miembro de una sociedad atender las leyes y normativas, evita pensar en que otros no las cumplen; preocúpate por cumplirlas de acuerdo a lo que se te requiera.

La cultura de la Legalidad como todo lo que aprendemos los seres humanos no es producto de nuestra adultez, aprendemos desde muy pequeños a respetar normativas, ingresamos sin pedirlo a un grupo social : La Familia, donde padres, madres, abuelos, tutores, en mayor o menor medida deben hacer notar cuales son las responsabilidades y limites y evitar correrlos, dilatarlos o posponerlos, porque el tipo de niño que se eduque en esa familia ingresa a otro grupo social: La Escuela, donde se le incorporan nuevas reglas, hora de llegada, de salida, tareas, pruebas, forma de vestirse y nuevamente padres y madres .. enseñan como evadir y justificar las normativas, que el niño ahora escolar y mañana trabajador encontrará la forma de esquivarlo. 

La Cultura de la legalidad una enseñanza de los grupos sociales a su descendencia... cuando cada uno de los que conformamos la sociedad apliquemos la cuota que nos corresponde las sociedades completas cambiaran.   



En la escuela cumplir con la cultura de la legalidad es un trabajo de todos, del profesor que demanda una tarea en tiempo y forma, de los padres que apoyen qe esa tarea sea realizada como ha sido solicitada y del estudiante en cumplir; cuando un padre va a "negociar" con el profesor por su hijo, alegando excusas para presentarlo en otra fecha, esta colaborando a que a cultura de la legalidad no se convierta en habito en su hijo.